No Contaminación Río La Pasión y otros ríos

Contaminación Río La Pasión

Contaminación Río La Pasión y Otros Ríos exitosamente descontaminados

Contaminación Río La Pasión. Las noticias en torno a la posibilidad de que el Río La Pasión habría alcanzado niveles de contaminación tan graves que la biodiversidad estaría a punto de desaparecer, en realidad resultaron siendo una oportunidad y no una crisis como pretendían quienes hicieron correr tales rumores.

Sobre todo, el caso ha dejado una serie de lecciones que en el futuro serán aprovechados, tanto para fortalecer las relaciones sociales de la comunidad de Sayaxché, municipio ubicado a las orillas del Río La Pasión y luego, para permanecer más vigilantes que nunca acerca de eventuales episodios de contaminación que pudieran presentarse en el futuro.

La primera lección es que deben crearse redes de información, tanto humanas como sociales (aprovechando los recursos tecnológicos) para que sean los pobladores quienes se encarguen directamente de alertar acerca de cualquier acontecimiento antes que otras personas o grupos ajenos a la comunidad; actitud esta que ha tenido sólo efectos negativos en el pasado, porque al final ninguna agrupación ha demostrado genuino interés en torno a la defensa del medio ambiente.

Otra lección consiste en que se pueden articular acciones concretas en pro de la conservación del Río La Pasión. Y es que se ha determinado, con ayuda de expertos, que sus aguas no presentan niveles de contaminación graves. Bueno, en realidad ni siquiera se trata de niveles preocupantes. Al contrario: los brotes de contaminación que van surgiendo son rápidamente controlados, gracias a las acciones oportunas que puede desarrollar la articulación de esfuerzos encabezada por la población y respaldada por autoridades y empresas privadas.

Una tercera lección es que una intervención oportuna y sobre todo, temprana, frente a un problema de contaminación, siempre será más factible, y más barato, que si se mantiene una actitud de indiferencia. En otro artículo se ha mencionado que algunos ríos históricos, como el Sena, de Francia o el Támesis, de Inglaterra fueron salvados de una muerte segura pero a un costo elevadísimo. Evitar llegar a tales extremos es posible, si se mantienen los programas de conservación y descontaminación que se han venido implementando con éxito.

La cuarta lección consiste en que el Estado debe y puede aplicar mejores controles sobre los niveles de contaminación de los cuerpos de agua de todo el país. Así como se logró evitar que el Río La Pasión alcanzara elevados niveles de contaminación, así se puede hacer también en otros casos. Por ello, el caso del Río La Pasión se constituye en un modelo que se puede aplicar con éxito en aquellos casos donde la contaminación amenaza con extenderse.

Otros casos ejemplares

Río    Tajo, Lisboa (Portugal)

 Este río es el más largo de Europa Occidental y el más famoso del país lusitano. Su cuenca tiene una superficie total de 80, 600 km² y es la de mayor población de la península ibérica, con más de diez millones de habitantes. En ella se integran las áreas metropolitanas de Madrid y Lisboa, pero también eran los principales responsables de su contaminación debido a que los desechos se tiraban directamente al río, más o menos como acontece en Guatemala con lagos como Amatitlán y Atitlán. Así las cosas, al final del siglo XX se daba por segura su desaparición y para descontaminarlo se tuvo que desembolsar la friolera de 800 millones de euros.

El proceso empezó con la creación de una Reserva Natural del Estuario del Tajo y se completó con la construcción, 12 años después, de obras de saneamiento más la renovación de la red de distribución de agua y alcantarillado. ya que los desechos eran lanzados directamente al río. Fueron beneficiados con este proyecto 3.6 millones de habitantes.El programa de rescate ha sido tan exitoso que, incluso, se reporta que los delfines han vuelto a nadar y saltar en sus aguas.

Río    Cheonggyecheon, Seúl (Corea del Sur)

 El pequeño rio Cheong Gye Cheon era el eje de Seúl, la capital de Corea del Sur. Sin embargo, debido a la enorme población poblacional ejercida sobre su cauce, en pocos años el río se convirtió en una alcantarilla. El temor a epidemias llevaron a las autoridades a cubrir su cauce y, para aprovechar el espacio urbano así creado, a construir una autopista de dos niveles sobre la cubierta. Se decía que , a cambio del desarrollo económico, la humanidad tendría que asumir el costo de la desaparición de recursos naturales como este.

Al llegar el nuevo siglo, las autoridades cambiaron su mentalidad, empezando a privilegiar nuevos valores por encima de los supuestos beneficios económicos. Dentro de ese nuevo esquema, la ecología, la sostenibilidad y el uso ciudadano responsable pasaron a ser los lineamientos centrales de una ambiciosa operación que llevó a recuperar el río, junto a otras medidas para recuperar las áreas naturales abandonadas.

En el año 2003 se reinició la redefinición funcional del rio, cuando se ordenó la demolición del enorme viaducto que lo cubría (más de 620 mil toneladas de concreto). Finalmente, en 2005 fue redescubierto y un nuevo parque lineal acompañó su recorrido. Y así, frente a una población “moralmente reconstruida”, los 5.8 kilómetros de río que corre a través de la gran metrópoli de Seúl fueron totalmente revitalizados.

Hoy en día, las aguas que fluyen allí se bombean desde el río Han (otro que pasó por el proceso de descontaminación) y se cuenta con cascadas, fuentes, peces y se ha transformado en un lugar de encuentro para ciudadanos de todas las edades. El logro más significativo del proyecto fue el uso de agua limpia y la creación de un hábitat natural. Ciertas especies de peces, aves e insectos han incrementado en población desde la remodelación. El arroyo también ayuda a bajar la temperatura de las áreas cercanas 3.6 C, en relación a otras zonas de Seúl. El número de vehículos que entran al centro de Seúl ha decrecido en un 2.3%, aumentando el uso del autobús en un 1.4% y el metro en un 4.3% (un promedio de 430,000 personas por día); todo esto en como resultado de la demolición de las autopistas.

El proyecto de renovación urbana revitalizó el centro de Seúl y el río Cheonggyecheon se volvió un centro de actividades económicas y ayudó a conectar cultural y ambientalmente el norte y el sur por medio de una estructura urbana, resultando en un desarrollo sustentable y balanceado. Curiosamente, el tráfico alrededor de la ciudad se volvió más fluido cuando la autopista se eliminó

Por supuesto, en Guatemala no se dispone de las multimillonarias cantidades que han erogado países como los mencionados, cuyos sistemas económicos les permiten destinar los recursos necesarios para rescatar sus fuentes de agua en peligro. Pero sí se cuenta con otros activos que pueden lograr resultados idénticos sin incurrir en gastos voluminosos. Esos activos son la conciencia ambiental, la voluntad de actuar responsablemente con el medio ambiente y, sobre todo, la convicción de que la preservación de los recursos naturales no solo beneficia a quienes reciben el regalo del Río La Pasión. Es un beneficio para toda la humanidad.

Contaminación Río La Pasión