Una guía ecoturística para el río La Pasión, Sayaxché

rio_la_pasion_sayaxche_guatemala10

Una guía ecoturística para el río La Pasión, Sayaxché

Como es de sobra conocido, el río La Pasión, ubicado en Sayaxché, Petén ofrece muchísimas oportunidades al turista que ama la naturaleza. Es mucho más que una corriente caudalosa; es una especie de edén encantado y que, enclaustrado entre retazos de selva, de bosques y de muchísimas oportunidades que sólo Natura puede brindar, nos invita a soñar, a vivir, a aventurar, a amar este prístino pedazo de Guatemala.

La verdad es que cuando uno se sienta en alguna de sus orillas a contemplarlo -mejor si con una caña de pescar-, resulta de lo más fácil trasladarse en mente y espíritu hacia lugares que uno ha visto en documentales y que resaltan el poder místico que la naturaleza ejerce sobre el hombre. Nada que envidiar a un paraje del Nilo, a un recodo caprichoso del Amazonas ni al rumor cadencioso del Orinoco. Este nuestro río, este La Pasión tiene todo para ser un santuario digno declararse patrimonio de la humanidad.

Sin embargo, esa magnificencia hídrica, ese portento vegetal, esos salvíficos humedales, esa fauna estridente merecen ser valoradas en todo su esplendor y protegerlas de todas las maneras posibles. Conservarlas es asumir un compromiso, un deber con las futuras generaciones de guatemaltecos y con el resto de la raza humana. Es este un tesoro esplendente de verdor que despierta la esperanza en cada ojo que se deleita con sus míticos paisajes.

Por ello, visitar el río La Pasión, recorrerlo, aprenderlo y sentirlo es igual a caer rendido ante un amor a primera vista. Es la jovencita fresca que destiempla nuestros corazones con su prometedora sonrisa, con su diáfana mirada y con sus sensuales ademanes. Nos conquista de una vez y para siempre. Visitarlo, entonces, quedemos claros que nos expone a una experiencia estelar en nuestra irredenta Tierra.

Pero no todo lo hermoso, ni todo lo emocionante puede ser gratuito. Conquistar ese amor inmediato, conlleva un serio compromiso de nuestra parte: conocerlo para protegerlo. Visitarlo sin ofenderlo. Encontrarlo para hacerlo perdurable. Es por ello que cuando hagamos viaje al río La Pasión debemos observar algunas prácticas que recomienda el Ecoturismo. Podemos disfrutar de un balneario natural impresionante, pero debemos contribuir con su vida, no siendo cómplices de su deterioro.

Una guía ecoturística sencilla

La primera decisión que debemos tomar al realizar un viaje ecoturísitico es esa precisamente: tomar la decisión. Luego, asumir el compromiso de ser responsables con el sitio a donde nos dirigimos y con la naturaleza en genral, cumpliendo con todas las recomendaciones para no causar daños de ninguna especie al hábitat que visitaremos. He aquí algunas sugerencias básicas:

La maleta: Es primordial llevar ropa cómoda, mejor sí de algodón y de colores claros. Los tonos oscuros, aparte de absorber más la luz y causar más calor, atrae muy fácilmente a los insectos. Es importante llevar dos pares de zapatos altos. Recordemos que visitamos un terreno que probablemente presente dificultades en su recorrido y que también estaremos expuestos a encontrarnos con algunas sanguijuelas y algunos animales o plantas peligrosos.

El Botiquín: Preparar una caja de primeros auxilios de fácil transportación, donde se incluyan algunas medicinas básicas. Recordemos que el calor del río La Pasión puede producir dolores de cabeza y también nos exponemos a los mosquitos y sus picaduras insoportables. Será necesario incluir repelente, analgésicos y antihistamínicos para estos casos.

La Cantimplora: El calor propio de las áreas tropicales puede deshidratarnos muy rápidamente. Hay que aprovisionars de bastante líquido, pero recordando consumirlo poco a poco. No es recomendable, en un caso de deshidratación, tomarse repentinamente una gran cantidad de agua, puede producir desequilibrios en la presión arterial o provocar un dolor de estómago por el impacto de la temperatura del líquido sobre un órgano resentido. Lo mejor es tomarla por sorbos cada 15 minutos y volver a aprovisionarse en cuanto se llegue a un lugar donde se disponga de agua potable.

El contacto con la población: Recordemos que en Sayaxché hay poblaciones de origen indígena y por lo tanto, si visitamos alguna comunidad, respetemos a los habitantes y evitemos hacer mofa de sus costumbres o tradiciones. Además, antes de tomarles una foto o grabar un video es imprescindible contar con su permiso.

Contratar Guías expertos: Caminar por la selva es toda una experiencia divertida y emocionante, peor a la vez puede resultar arriesgada y anecdótica. Obviamente, si usted se ha animado a visitar un área selvática, se sobre entiende que está enterado de estas posibilidades y, sobre todo, que está dispuesto a enfrentar eventuales peligros. También es cierto que para vivir algo inolvidable o satisfacer alguna curiosidad relacionada con el río La Pasión es preciso arriesgarse. Eso,  sin embargo, de ningún modo equivale a ser temerario. Por ello, es importante hacerse acompañar de un guía experimentado, sea que vayas sólo o acompañado como una medida de seguridad. Además, dicha persona podrá darte información valiosa y de primera mano que generalmente no aparece en ningún tratado o documental fílmica.

Equipaje ligero: Recordemos que un viaje ecológico, de hecho, implica no estar en un hotel de cinco estrellas. La selva, menos que cualquier otro ambiente, es lo más alejado de dicha idea. Por ello es preciso llevar una maleta ligera con solamente lo estrictamente necesario. Recuerda que necesitas ser ágil y el peso extra no te lo facilitará.

Bolsas para basura. Pero lo más importante de todo es recordar que lo último que se puede hacer en un viaje ecoturístico es contribuir a contaminar el medio ambiente del río La Pasión. Por ello, será importante agregar al equipaje una caja de bolsas de basura para depositar ahí todas las latas, plásticos y demás elementos no degradables que pudiésmos llevar en nuestra aventura. No olvidar depositar esas bolsas en los recipientes o lugares debidamente establecidos para ello.

Tomando en cuenta estas instrucciones elementales, usted está listo y dispuesto para una aventura emocionante e inolvidable, en plena armonía con los ecosistemas que, sin lugar a dudas van a maravillarlo. ¡Feliz viaje!

 

rio_la_pasion_sayaxche_guatemala10
río La Pasión, Sayaxché, Petén